miércoles, 18 de septiembre de 2013

Si me buscas me encuentras

Si me buscas me encuentras aunque es muy posible que me pilles fuera de cobertura. Los años que pasan todavía no pesan pero si me han enseñado que el Sr. Tiempo, con su implacable TIC tac y su martillito de las narices, va pasando los días, las semanas y los lustros.

Cuando hago la cuenta del tiempo que hace que nos conocemos me faltan dedos y me sobra de todo menos tiempo y si a eso le añado mis labores, que son muchas más de las que crees y la cantidad de energía que consume un enfrentamiento. Mejor me voy quitando de la cola, porque paso de pasar por caja.

Y no lo digo ni por esta, ni por aquel, ni por aquella de más abajo, que más de una es capaz de mandarme un mail preguntando si está en la lista. Lo cierto es que no, que no hay lista, que no consumo ni siquiera el tiempo suficiente para acabar de explicarlo.

¿Y qué le voy a hacer si me van dando plano todas las ofensas que recibí? Y si no duele es que no hay herida y si no hay herida, no hay nada que curar... ¿para qué hablarlo? ¿para qué arreglar algo que no está roto?¿que ni siquiera existe?

Hoy he mirado en un cajón y me he encontrado con dos fotos, que ya estaban amarillas, he tenido que preguntarme quién salía en ellas, porque si me buscas me encuentras... pero casi nunca estoy en línea.






.