miércoles, 25 de agosto de 2010

Nos vemos en tres líneas...

Te vas, tienes que marcharte como la materna sombra del niño del pueblo italiano. Me voy, ya debería haberme ido, sólo dependo del saldo de la libreta de tiempo y cada día queda menos... 


Vete ya! 
vete y triunfa, más que los programados, los niños mimados y las patatas voladoras... vete sin mi pero conmigo, que yo haré lo mismo contigo para ver fotos a cada paso que dé...


Te dejaré encendida la luz de mi cuarto aquí y en el país del príncipe, así podrás volver siempre que puedas, siempre que me necesites... vete... 


Me agarraste por dentro, fuerte...

.